Todo poema, texto, fotografía, información o audiovisual de este blog podrá ser reproducido en cualquier otro medio, siempre mencionando el nombre de su autor y que ha sido publicado originalmente en el blog del Café del P. Hernán: www.hernanperezet.blogspot.com - Gracias

lunes, 28 de abril de 2014

JUGANDO A SER DIOS

 

Nada puede acallar las quejas mías,
quiero que la vida sea un canto de esperanza.
No soporta más mi pecho, la injusticia
ni a los que sufren su dolor y lo disfrazan
volcándose a los vientos de los vicios,
buscando en los abismos, los fracasos.
Cargando en sus espaldas hipócritas, el peso
de la Cruz que Cristo sólo carga.
¿De qué sirvió su muerte y su martirio
si el hombre, redimido hasta el cansancio
se abate en cuánta lucha loca... y crea
él mismo, sus fronteras limitadas?
Si no se abren a las puertas de sus mundos,
¿de qué sirve la vida, mutilados?
A qué seguir respirando, si perdimos
la esencia prima que una vez logramos.
...Si podemos perder la vida en un segundo,
si dejamos de pronto, las cosas más amadas...
Si se abandonara el alma en los valores puros,
veríamos la mezquindad que nos abarca.
Y no se detiene el hombre. En su bravura
juega a ser Dios sin comprender su nada.
Todo lo puede y nada lo conforma.
Y hunde su cerviz en los pantanos.



Sarah Petrone

1 comentario:

  1. Real y profundo el contenido de este Poema.!!!

    ETEL

    ResponderEliminar