Todo poema, texto, fotografía, información o audiovisual de este blog podrá ser reproducido en cualquier otro medio, siempre mencionando el nombre de su autor y que ha sido publicado originalmente en el blog del Café del P. Hernán: www.hernanperezet.blogspot.com - Gracias

jueves, 26 de diciembre de 2013

Sueño de Belén




Soñé que hace muchos años,
me encontraba yo en Belén.
Érase un camino largo
hacia el que me trasladé.

Mis ropas eran sencillas.
¿Qué buscaba? No lo sé.
Pero una voz me decía:
“Ven: tienes algo que ver.”

Un pastorcito venía
con una vaca y un buey.
Me derramó una sonrisa;
con la mano saludé.

“No te da miedo, tan noche,
andar por estos caminos?
Pueden haber salteadores”
le advertí, pero él me dijo:

“No, señor. En esta noche
nada a mí me detendría.
Al que llegó hoy a los hombres
recordaré de por vida.

Mi vaca y mi buey le llevo.
Es poco, porque soy pobre,
pero es lo mejor que tengo.
Mi vaca le dará leche
y el buey, porque con su aliento
mantendrá tibio su cuerpo.

Yo he cometido pecados:
a veces, guardé rencores
o no ayudé a mis hermanos. . .
¡Me avergüenzan mis errores!

Por eso, iba a quedarme.
Mi corazón no está limpio.
¿Quién podría así aceptarme,
como manchado y sin brillo?

Pero dicen que no importa,
que a todos vino a salvarnos
y al corazón lo transforma
con sólo el hecho de amarnos.

Al escuchar sus palabras
¡mi alma sintió un regocijo!
Un gozo que desbordaba.
¡A eso había yo venido!

Entonces, le hice un pedido
que sonó como un clamor:
_ Déjame, niño, ir contigo.
¡Yo también soy pecador!


Teresita de Antueno

2 comentarios:

  1. Felicitaciones Teresita.!!! Hermosa manera de expresar, tu suenio de Navi-
    dad...!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ETEL

    ResponderEliminar