Todo poema, texto, fotografía, información o audiovisual de este blog podrá ser reproducido en cualquier otro medio, siempre mencionando el nombre de su autor y que ha sido publicado originalmente en el blog del Café del P. Hernán: www.hernanperezet.blogspot.com - Gracias

jueves, 31 de mayo de 2012

Invitación Café junio

Hola!!!
Les recuerdo a todos que el próximo Café será el sábado 16 de junio, a las 16 hs., como siempre en el Auditorio Alberione de la Editorial San Pablo.
Este mes con la presentación del libro de poemas de Rubén Sabás Gómez.
Ya les mandé mail con la invitación, pero como el correop anda bastante mal, también les aviso por acá.
Un abrazo y nos vemos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Lis

domingo, 27 de mayo de 2012

A Hernán


Te fuiste amigo
Y no nos despedimos,
Te veo ahí en esa esquina
Acompañándonos,
Llevando nuestra valija,
Para ayudarnos.
Tu rostro sonreía
Y había en tu mirada
Cierta melancolía.
Cómo imaginar
Que nunca ya
Te volveríamos a ver
En ese Buenos Aires
Al que acudíamos
Para el encuentro y la poesía.
Después nos hablamos por teléfono,
fue para tu cumpleaños,
El último ¡Dios mío!
Nos avisaste más tarde
Que nuestro obsequio estaba ya en tus manos.
Y a partir de ahí, algunos mails
Nos enviamos.
Después fue la noticia
De esa grave enfermedad
Y de tu lucha,
De tu ángeles en derredor
De tu calvario.
Amigo bueno que tanto amor nos diste
A cuatro meses de ese día triste
Y en esta tarde gris ,en mi Rosario
Quiero pensar que no te fuiste,
Que has hecho un viaje al mundo legendario
Donde soñabas viajar y no pudiste.

Elsa Tébere

OFRENDAR EL CALIZ


No fue un cáliz de amargura
ofrendaste las mieles y dulzuras
que te provocaba tu dolor
yéndote a unir con el Dios todo Amor.

Te perseguía el fantasma de la enfermedad
pacientemente lo sufrías
sin quejarte, sonreías
dándonos tranquila serenidad.

En silencio, ofrendaste el cáliz,
cuando ya las fuerzas te abandonaban
con valentía te donaste
sin darte cuenta a la Eternidad entraste.

Ofrendando tu cáliz de dulzura,
un mundo mágico, nos hiciste descubrir
repleto de hondura, ilusión, misterio
enseñándonos a los poetas
un diferente existir...!

Etelvina Giménez

(Hoy, 27 de mayo, se cumplen cuatro meses de la partida 
del P. Hernán, Etelvina nos envía este poema recordándolo)


DULCES SUEÑOS

   
¡Vuelve a renacer la esperanza! 
El Señor ilumina un blanco sendero,
colmados de niños vestidos de sueños,
que hallan la miel en la puerta del cielo.

La Fé les mitiga las desavenencias,
abrevando color en su pulcra inocencia.
Aromas de rosas, Santa María disgrega,
en almas humildes plagadas de penas.

¡Niños de la calle, niños de la ausencia,
niños que proclaman su vasta vivencia,
el día ha llegado, la Virgen se acerca,
y en su paso despliega una blanca pureza!.

Convertirá sus lágrimas en risas perpetuas,
acallará el hambre con pan de su huerta,
arrullará en su manto a niños enfermos,
sembrará solo amor, en sus dulces sueños.

Liliana Farah
Rosario

TODO COMENZÓ EN UNA ALFARERÍA


Una mujer, un taller, un poco de arcilla.
Unas manos para amasar y transformar esa arenilla en vasijas.
Corazón y manos abiertas a Dios para moldear estatuillas.
Sabe que su trabajo es aporte al sustento familiar.
Fiel y con sabiduría, ordena su vida.
El camino se presenta sinuoso y difícil.
La pobreza golpea a Albisola Marina
y también al hogar de Benita.
Mujer cantarina, recorre las calles adoquinadas.
Sus zuecos, parecen despertar el anuncio de un nuevo día
para estar al servicio de los hermanos,
de los pobres y de los enfermos.
El taller reclama su presencia,
sus manos de hábil alfarera
modelan hermosas vasijas,
vasijas para muchos hermanos.
Un día su nombre quedará grabado
en muchas vidas:
vasijas de amor y ternura,
las morenitas de África,
la misión de América.
Con sus brazos tan largos abraza a todo el mundo,
no tiene fronteras.
Lleva en su corazón los pedidos de la Iglesia,
por los pobres,
a quienes ama con predilección,
coloca en esa gran vasija el proyecto de Dios
y cubre con su manto de la Virgen de la Misericordia
a todo el mundo…

Hna. Asunción Vitantonio
Hijas de Ntra. Sra. De la Misericordia
Café Literario Rosario

A Jesús


Creo en ti porque me amas
Creo en ti porque te quiero
Creo en ti porque me amparas
Creo en ti porque te espero.

Siento tu amor en mi vida
Siento que siempre te anhelo
Siento que sos mi alegría
Siento que sos mi consuelo.

Te necesito en mi vida
Sin ti soy un barco perdido
Sin ti no tengo esperanza
Sin ti yo me encuentro perdido.

Te busco cuando estoy animado
Te busco cuando estoy confundido
Te busco para estar consolado
Y no sentirme vacío.

Te busco porque te quiero
Te busco porque te ansío
Me das paz a cada instante
Y luz cuando estoy perdido.

Horacio Parera
Refugio del silencio y la Palabra
Neuquen

sábado, 19 de mayo de 2012

Algunas fotos...



Marta Domenech, quien sacó muchas de las fotos de este Café, trabajó ésta en especial 
por ilustrar "la bohemia del café de Hernán".
Gracias Marta por todo!

Víspera


Estalla en granates el sol al oriente
contagia su herida a mi carne marfil
es la hora mágica que todo suspende
la puerta del cielo que viene hacia mí.

Se expanden mis rezos abrazando el orbe
cuando la luz del sol comienza a partir
nuevos resplandores serán la promesa
de un mañana eterno que no se ha de ir.

P. Hernán Pérez Etchepare, ssp.

La Otra Mirada


A veces, vemos lo que queremos
Otras, no vemos lo que debemos

La apariencia nos muestra una cosa
La intención nos dice otra

Los modos nos engañan
Esa expresión gentil y dulce
Puede esconder un alma hostil y amarga

Ese trato amigable y cumplido
Puede ocultar un ser celoso o envidioso

Un trato brusco y a veces hiriente
Puede ocultar un ser sincero y generoso

El que te adula para quedar bien
El que te sacude para mostrarte el bien

¿Cómo saber mirar y discernir?
¿Lo que debo tomar, lo que debo dejar?

Sólo Tú, Señor, me darás la respuesta
Si logro ver con la luz de tus ojos

En la oración la buscaré
Y en mi corazón la recibiré

Rosa Inés Vanni de Romero

La Casa en Venta


Carteles pintados, anuncios de venta.
pellizcos al alma, prolijan la oferta.
tras largo camino y cortos recuerdos
la casa querida bosteza… bosteza.

Raídas cortina… disputas… peleas.
cabecita blanca, bastón y tristeza.
derruidos muros… avaros y necios
¡Lástima ser niño! Me reprocho a veces.

Sentados al borde de la humilde mesa
el mate lavado hace ronda, en la siesta;
y están los hermanos, los hijos, los nietos…
hasta un infiltrado revuelve en lo ajeno.

Afuera, entre el lodo despierta la clueca
sus cinco pollitos en el gallinero,
la herencia vacía de aquel pobre viejo
que acabó en cenizas, solo y en silencio.

Nadie ve en las sombras pero yo lo veo
Cómo llora el nono de risa… o de pena;
Él me guiña un ojo y me tira besos
Desde la cajita que guarda sus restos.

Sarah Petrone

Algunas fotos...

Haydée Ursino 

Mariel  Florentino

Concepción Costantino  

Karla Wagener 


 Presentación libros

Carmen, Enrique, Isabel, Héctor, Sarira, Lis y Margarita (Melli)

Dicen de Poetas

  
Dicen que nosotros, los poetas escribimos
tristezas muy profundas, que hieren
y atribulan. Dicen, también, que vivimos la
vida con intenso fervor; que soñamos y amamos

con un fuego que quema y morimos de Amor.
Que sentimos las penas y las alegrías con
gran sentimiento y, eso hace que duela
como daga clavada en nuestro corazón.

Más si yo soy poeta y me duele la letra
de lo que yo escribo, el gozo que siento por
la gracia mía es grande y percibo
que esto se traduce en lo que yo soy.
  
Pues me entrego entera y todo lo doy.
Inhalo la brisa que viene del viento
con una alegría que quiebra mi aliento.
Escribe, poeta, adorna la hoja con tu poesía.
  
Y aquel que la lea se sienta extasiado
por tanta armonía. Inmensa emoción.
Fuerte sentimiento que me arroba el alma
que viste de fiesta a mi corazón.

La palabra es mía, el poeta afirma con certeza
Soy dueño de ellas; de sus adjetivos de sus
Sustantivos. Demuestran que siento, expresan
Tristeza, amores vehementes, amantes perdidos.
  
¡Que gran privilegio el poder decir
mediante una pluma lo que mas sentimos!
¡Lo que mas nos duele! ¡Lo que mas amamos!
¡Regalo del cielo poderlo escribir!
  
Claudia Arce

Pájaro al Viento


Que van a hablar de Hernán
si con Dios está viviendo,
que van a decir de sus letras
si con el alma las estamos leyendo.

Cuánto llegó al corazón que aún
 le estamos escribiendo y en el
taller de los poetas su mágica luz,
brilla como estrella  en el tiempo.

Que van a decir sus plantas y sus
flores que tanto se esmeró por ellas,
que los amigos del alma y aquellos
tristes, que le confiaban sus penas.

Acaso a los pájaros en vuelo,
se los puede asir de sus plumas,
detener sus alas abiertas y frenar
en el aire el destino que abruma…

Dejemos que el pájaro al viento,
en sus entrañas de ángel bueno,
pueda alabar al Dios puro y eterno,
enamorándolo con su vuelo.

Y en su viaje de amigo y santo,
llevando lo amado consigo, esa
vida de la que se ha revestido, llegue
hasta Dios transformada en canto.

Ana Maria Capalbo

San José


Hombre sencillo vida de hogar
manos de trabajo, alma depiedad
nunca nadie comoÉL
Sin esplendor ni importancia
pobreza humildad silencio
fue siempre su caminar
ni noble ni doctorado
artesano nada mas
Dios le confio su hijo
Jesús lo llamo papá
de la sagrada familia
sosten en todo lugar
varon justo carpintero
modelo de santidad

Concepción Costantino

los guardianes

En los pliegos del tiempo asomo el ojo
en la caverna circular de mis tatarabuelos        
                                de mis tatarabuelos

en una niña asustada mirando el campo abierto
omite un pregunta ante rostros impávidos

no sabe donde   no sabe su nombre original

solo las paredes movedizas le transmiten
un mensaje asonante en el viento de los páramos

aun sin entender brota un pálpito de una verdad
                                         bella          sin forma 

ahora de vez en cuando le permiten leer
en la tabla donde  anuncian  algún  misterio
                                      fugaz        remoto

 ella insiste día a día     momento a momento

cuando de lejos la recuerdan  y le envían
alguna  misión  templada en la orilla de un río
de aguas claras            donde flotan letras
             pintadas con  témperas de gloria

Carmela Isabella

Algunas fotos...

Claudia Arce 

Rosa Vanni 

Ana María Capalbo 

Kuki 

Carmela Isabella 

Hno. Santiago Kloster, ssp 

Jorge Santisteban 

Lis

miércoles, 16 de mayo de 2012

SOÑADORES


Me uní a un grupo de soñadores
intentando ser sencilla poeta
expresar sentimientos e ilusiones
si bien o mal, no lo se,
fui alcanzando la meta.

Hoy, no me puedo controlar,
en mi se fueron despertando
vibraciones interiores desconocidas
se agolparon palabras
que lentamente comencé a narrar.

De pronto... rápidamente
quedamos solos, sin el mentor
lo había llamado el Señor...
mas, la bendita poesía
en nosotros estaba instalada
nuestras almas y mentes
parecieran ahora aladas.

Enorme sigue siendo
la necesidad de expresarse
de este grupo de soñadores,
a toda hora, de noche y de día
en recuerdo de Hernán,
seguiremos soñando
escribiendo versos, haciendo poesía.

Etelvina Giménez

Padre Hernán

Sales de ti mismo,
para darte a los demás.

Amas como Jesús,
te enseña a amar:

Con un corazón sincero,
ardiente, audaz…

Entregas toda tu vida,
a un noble ideal.

Recorres el mundo,
llevando mensaje de paz.

Derramas perdón,
ofreces amistad…

Oras por los vivos,
y por los que ya no están.

Tú eres víctima,
sacrificio, altar…

Es Cristo tu meta:
¡Tu eterna felicidad!


Hno. Santiago E. Kloster, ssp

Sólo tú


 Levántame… Esconde
entre tus manos
mi pequeñez terrible.
Sólo Tú elevarás mi nada
y un sentido
le darás a mi vida.
Sólo pondré en Tus Manos.
Sólo en Ellas
encontraré cumplido mi destino.
Y seré como un trocito
de estrella
temblando,
perdiéndose en la infinitud
de Tu Regazo.

Isabel Puncel de Dumery
De su libro “Desde la Fe

Luminosa y etérea


El eco de tu voz
vibra en los muros
donde en silencio anidan
nostalgias de glicinas.
La memoria rescata
lejanías… un sol
entibiando la calma
de un ayer de patios y jardines,
que desdibuja el tiempo.
En recóndita magia de violines,
regresa
por gracia convocante del recuerdo,
tu querida presencia
luminosa y etérea.

Isabel Puncel de Dumery
De su libro “Poemas de mi ayer y hoy”

Algunas fotos...

Compartimos algunas fotos de la presentación de los libros "Desde la Fé" y "Poemas de mi ayer y hoy" de Isabel Puncel de Dumery, que fueron presentados en el Café de Mayo. Hubo recitado, música, pudimos escuchar el maravilloso violín de Enrique Dumery y fue una fiesta realmente hermosa. Felicitaciones a Isabel por estos nuevos libros.


Los libros!!! 


Enrique dando inicio a la presentación. 

 Hasta técnicos de sonido tuvimos!!!!

Isabel Dumery, Sarita Dassat (recitadora),  y Héctor Miguel Angeli (docente y guionista, que presentó los libros)



Isabel dedicando sus libros 



 La soprano Carmen Romero 

Carmen, Enrique, Isabel, Héctor y Sarita

AL PADRE HERNÁN PÉREZ ETCHEPARE

Escribo esta carta con la dirección abierta, para que vuele libremente por los cielos inasibles con misterios de luces y sombras, hasta encontrar un espacio de pureza celestial, allí donde tu alma está Padre Hernán, tú que fuiste sacerdote paulino y con un lenguaje simbólico nos seguirás guiando para comprender el mensaje de Dios y nos llegará con ese amor fraterno que antes esparcías aquí en la tierra.
Todo quedó aquí plasmado en nosotros tus fieles seguidores, tu don de gente sencilla, cálida y generosa. Tu gran espíritu de solidaridad, de paciencia, de perseverancia, de dar consuelo al afligido, de trabajo incansable, de estimular y crear espacios para todas las artes, música, pinturas, poesías, etc. De crear El Café del Abrazo Literario, de ser siempre un agradecido al Señor, de enseñarnos a elevar nuestras plegarias en cada instante de la vida, aunque a veces debamos pasar por tramos difíciles, porque así aprenderemos el gran valor de la vida. Uno de los ejemplos que nos dejaste es el amor por la vida misma, que unida a la naturaleza toda giran, animales, planta y flores; cielo, estrellas, sol y luna que nos acompañan y nos inspiran a crear poesías y salmos de alabanzas al Señor Todopoderoso. Tu persona siempre cordial, generosa con esa sonrisa amplia y humilde que nunca vamos a olvidar permanecerá en nuestros corazones.
Sé que debemos respetar los designios de Nuestro Señor, Él te ha dado la paz y descanso al sufrimiento de tu cuerpo y estarás en otra misión dispuesto a cumplirla con toda la pureza de tu alma; la que en algunas ocasiones nos visitará con su carisma etéreo y sentiremos que estás entre nosotros enviándonos buenas energías en este vivir con  tantas carencias y desigualdades que entorpecen la armonía del mundo.
Sé que ahora eres tú, un Ángel de Luz y con gran unción elevaré mis plegarias para tratar de encontrar un rayo de luz brillando como el más puro manantial de la tierra.
Padre Hernán, siempre estaremos unidos por la magia espiritual que nos rige.
Amén.


PADRE HERNÁN

Nuestro Señor que nos diste una vida
nos guias por el sendero,
te rogamos ante esta partida
fortaleza para aceptar tu credo.
Sabes que soy penitente inconstante
y me sacude el seguir adelante.

Hacia tí alzó vuelo el mensajero

El Padre Hernán con su gran corazón,
su carisma salpica otro lucero
su recuerdo nos llena de emoción.
Sé que a tu lado ya encontró la calma
hoy brilla cual manantial su bella alma.



En Memoria al Padre Hernán quien nos brindó a todos su amor, su caridad, sencillez en este andar por la vida.
Gracias por siempre ...
INES ELENA GOYENECHEA

RECOMENZAR…


Cuando sientas que todo se derrumba,
que tus pies no se puedan apoyar,
y tu vida se meta en un vacío,
qué prefieres morir y nunca estar.

No te mueras ni sientas la vergüenza,
ni te quejes, ni te importe el qué dirán,
no abandones lo que tienes en tus manos,
comienza a empujar a empujar y empujar.

Comienza a vivir otra vez y sueña, y sigue
a los sueños para que sean realidad,
canta y sonríe aunque no lo sientas
mirando al mañana que seguro vendrá.

Que no te detengan los obstáculos,
que nadie culpe tus ganas de amar,
cuéntale a Dios lo que te pasa,
Él en su bondad te acariciará.

Todas las mañana tiene auroras,
aquel que nunca pierde no sabe llorar,
lo importante es levantar la cabeza,
poner muchas ganas y recomenzar

 Ana María Capalbo

(Gracias Ana María por mandarme esta poesía. Lis)